¿Cómo es vivir un año de intercambio escolar en el extranjero?

/ agosto 23, 2019

¿Cómo es vivir un año de intercambio escolar en el extranjero?

¿Qué significa realmente vivir un año escolar en intercambios a Estados Unidos? ¡Entrevistamos a Marco, quien pasó su intercambio Cultural en Minnesota y volvió emocionado! Sigue leyendo para descubrir lo que nos dijo durante la entrevista.

Erika Del Rio, ASSE México: Hola Marco gracias por el tiempo que nos dedicas. Comencemos con la pregunta más común ¿Porque elegiste irte en algunos de nuestros intercambios a Estados Unidos este año escolar?

Marco: Tengo muchos amigos que se habían ido unos años antes que yo de intercambio estudiantil y siempre han hablado del año en el extranjero como una fascinante experiencia y diferente a cualquier otra, que valía la pena probar. Inicialmente la idea de cambiar mi vida y vivir 10 meses en un lugar donde no conocía a nadie me asusto un poco. Cuando me fui las emociones fueron muy extrañas durante los 3 días del viaje inicial a Nueva York no me di cuenta realmente pero fue en el momento en el que llegue con mi familia anfitriona que realmente entendí que me quedaría con ellos durante 10 meses ¡Una adaptación repentina, pero también positiva!

Estaba indeciso en los intercambios a Estados Unidos y Canadá, pero al final elegí Estados Unidos para mi año en el extranjero. Mi familia anfitriona vive en una ciudad al Norte de Minneapolis, no es muy pequeña pero tampoco demasiado grande, el tamaño correcto para mi intercambio cultural, una cosa sí que debo mencionar ¡hacia frío, realmente mucho frío! ¡Creo que Enero fue la ciudad más fría del mundo, cerraron las escuelas durante 5 días porque la temperatura llegó incluso a -42 grados superando a Alaska! Pero todo fue maravilloso.

Erika: Hablando del tamaño de tu Ciudad, ¿Cuál crees que es la diferencia de vivir en una ciudad no tan grande en comparación en vivir en una metrópoli?

Marco: En realidad no conozco a nadie que haya ido de intercambio a una ciudad grande, sin embargo la pase muy bien en mi año escolar en USA, hice muchos amigos en todas partes independientemente del tamaño de la escuela y la ciudad, en la escuela participe en muchas actividades extracurriculares.

Erika: Si le dieras un consejo a un joven que aún no se decide en irse a algún intercambio escolar, ¿Que le dirías?

Marco: ¡No lo pienses demasiado, ve! 

Cuando conocí a otros estudiantes de intercambio gracias a los diversos viajes y excursiones en los que participé, comparados con nuestra experiencia y nuestras motivaciones, al final surgió que para todos nosotros, la decisión de irnos a algunos de los intercambios a Estados Unidos había sido una decisión “intuitiva”, nadie se puso a pensar en pros ni contras y posibles consecuencias. Si lo piensa demasiado, puede suceder que tu conexión con familiares, amigos y tus preocupaciones, te bloqueen y eviten que te vayas. 

estudiante de intercambio america familia anfitriona

¡En esos momentos no seas tan escrupuloso y toma la decisión correcta para ti! No lo pensé dos veces, dije es la opción correcta y la seguí. Ahora me encuentro estudiando más para recuperar las clases que perdí, ¡pero está bien! ¡Vale la pena, lo volvería a hacer de inmediato!  

Es una de las ciudades más emocionantes para los estudiantes, una gran cantidad de jóvenes, varios turistas, muchos eventos, escenas de arte en vivo, muchos museos gratuitos – dividido en dos partes durante casi cinco décadas. 

Erika: ¿Cuéntame un poco sobre tu relación con tu familia anfitriona y que te sorprendió?

Marco: Es indescriptible, el simple hecho de pensar que al inicio no conocía a estas personas y que después de diez meses se han convertido en mi segunda familia, es algo de lo que realmente ¡es magnífico! Tenía tres hermanos pequeños de 8, 6 y 5 años, en México tengo una hermana de 15 años en casa, así que no estaba acostumbrado a tener una relación con los pequeños. Cuando me dijeron quiénes serían mis futuros hermanos anfitriones, estaba un poco preocupado, pensé que podrían ser demasiado entusiastas y exigentes que siempre me pedirían que jugara con ellos … ¡realmente lo hicieron! 

estudiantes de intercambio america

Pero fue genial, no pensé que me gustará tanto, ¡escucharlos llamar al Hermano mayor todos los días fue una gran sensación!

Quizás una persona esperaría encontrar, en la familia anfitriona ideal, un hermano o hermana de su misma edad, para tener un amigo al mismo tiempo. Pero luego descubres la belleza de tener hermanos pequeños, que siempre te quieren mucho sin ningún prejuicio. Tenía mucha libertad con mis padres, confiaron en mí y esto fue realmente bueno para todos, les platicaba todo lo que hacía, esto fue lo más importante.

Erika: ¿Cuál fue el mejor momento con tu familia anfitriona?

Marco: Durante la Navidad, cuando fuimos a Kansas para visitar a algunos familiares. Mi padre anfitrión y yo nos hospedamos en un hotel (porque somos alérgicos al gato en casa) y fue genial pasar ese tiempo juntos. ¡Incluso durante mi última semana, antes de mi regreso a casa, fueron días realmente hermosos porque tratamos de hacer todo lo posible para permanecer juntos y apreciar los momentos, amo a mi familia y ellos me aman! ¡Fue difícil y hermoso al mismo tiempo!

estudiante intercambio america usa familia anfitriona

Erika: En la escuela, ¿Te integraste bien? ¿Cómo fue la relación con tus compañeros de clase?

Marco:Durante los primeros 6 meses tuve más dificultades porque estaba en una escuela muy pequeña. Había otros dos estudiantes de intercambio y nos unimos mucho entre nosotros porque era más difícil con los estudiantes locales. Sin embargo, la familia me ayudó mucho porque al asistir a la parroquia con ellos, conocí a mi nuevo mejor amigo, que se asistía en una escuela más grande. Me presentó a todos sus amigos y al final, ¡yo, el estudiante de intercambio de una escuela pequeña, tenía más amigos que los muchachos locales!

Reconozco que las dificultades y los desafíos son momentos que te hacen crecer.

Erika: ¿Has encontrado amistades que continuarán por el resto de tu vida?

Marco: Sí, absolutamente, sé que tengo otra casa en los Estados Unidos y puedo volver cuando quiera, incluso con mis padres. El próximo año también recibiré a mis amigos estadounidenses, ¡no puedo esperar!

Erika: ¡En algún momento sentiste nostalgia?

Marco: ¡No! Parece muy feo decir no, realmente amo mucho mi hogar, pero tener una familia estadounidense, que te quiere tanto y no te hace sentir solo, te ayuda mucho y no te hace extrañar mucho tu casa. Tal vez en el fin de semana en el que no salí me sentí más nostálgico, pero de todos modos tenía un padre muy joven con el que jugué videojuegos, ¡y la pasamos muy bien!

estudiante intercambio america minneapolis

Erika: ¿Qué aprendiste y cómo crees que puedes aplicarlo en tu vida?

Marco: Soy más independiente en todos los aspectos y esto me da más seguridad, si se me presentará otra oportunidad de este tipo, no lo pensaría dos veces. Podría considerar estudiar en los Estados Unidos con una beca después de la graduación, ya veremos.

estudainte intercambio usa familia anfitriona

Erika: ¿Cómo te sientes al volver ya a tu escuela Mexicana?

Marco: Tranquillo, sé que tengo que estudiar más, ¡Pero ahora estoy listo para enfrentar cualquier cosa!

Conclusión: Es una experiencia que recomendaría absolutamente. COMIENZA un año escolar en el extranjero sabiendo que es una experiencia que cambia la vida, sin causar demasiados problemas todo lo que haces se refleja en experiencia y crecimiento.

Comparte este artículo:
Share this Post