Descubre Francia

/ abril 4, 2019

“Cuando mi hermana mayor se fue de intercambio a estudiar, ni mi hermano ni yo pensábamos querer hacerlo. Cuando regresó mi hermana, mi hermano se decidió a hacerlo también, yo seguía con mis dudas, no quería hacer exactamente lo mismo que mis dos hermanos, pero luego vi que mis hermanos se la habían pasado genial, habían hecho un montón de amigos y habían aprendido a hablar francés. Decidí que yo también lo iba a hacer aunque tuviera la misma experiencia que mis hermanos…sólo que no la tuve.

Mi experiencia fue única porque la gente era diferente, la ciudad no era la misma y la familia, claro está, tampoco. Estoy en la segunda mitad de mi estancia y no ha pasado un solo día en el que no me de gusto haber tomado la decisión de venir al extranjero.

Adoro a mi familia de aquí, he hecho un montón de amigos y aprendí francés. Además que siempre es enriquecedor conocer una cultura diferente. No me malinterpreten. Claro que hay momentos en los que extraño mi país, mis amigos o a mi familia, pero les aseguro, que vale la pena.”

Javier

Comparte este artículo:
Share this Post